Alojamientos de esquí con baño turco

Para finalizar el día de esquí como es debido, nada como una visita al baño turco. El invierno es un buen momento para disfrutar de este lugar, donde se relajan los músculos y se recuperan fuerzas. Aquí olvidará rápidamente el estrés y la rutina, y quedará como nuevo para la siguiente jornada de esquí.
Sabrá si su alojamiento cuenta con baño turco al pinchar sobre el mismo y acceder a su descripción, donde encontrará un apartado llamado "Servicios en el destino". Aquí verá también si este servicio requiere de tarifa.