Asesor de estaciones
¡Encuentre la estación de esquí perfecta para usted!
  1. Elija de la manera más sencilla lo que es importante para usted.
  2. Como resultado, le proponemos destinos de viaje con una estación de esquí optima para usted.
Datos sobre la estación de esquí
cualquiera cualquiera
cualquiera cualquiera
cualquiera
Estación de esquí muy apropiada para
sin importancia
sin importancia
sin importancia
Otros
sin importancia
sin importancia
sin importancia
sin importancia
Datos del viaje
cualquiera
Su selección
Tamaño estación: cualquiera Principiantes: sin importancia Snowpark: sin importancia duración:
Punto más alto estación: cualquiera Expertos y freeriders: sin importancia Remontes & telesquís: sin importancia país: cualquiera
Km de pistas esquí de fondo: cualquiera Evaluación de clientes: cualquiera Precio por persona: cualquiera
Familias y niños: sin importancia Après-ski: sin importancia Fecha: cualquiera
Se ha producido un fallo. Por favor, compruebe los datos introducidos y vuelva a intentarlo. Ha surgido un error con la búsqueda.

Estaciones de esquí Bulgaria

Estaciones de esquí Bulgaria

Las estaciones de esquí de Bulgaria se encuentran en transformación y en los últimos años se han modernizado considerablemente en su mayor parte. En las mejoras no se dejó nada al azar y las estaciones resplandecen hoy con un nuevo brillo. Las pistas se han hecho más variadas y aquí todo el mundo, desde principiantes hasta expertos, desde esquiadores hasta amantes del snowboard, encuentra algo a su gusto. Las estaciones más famosas se encuentran en Bansko con 75 km de pistas en total y en Borovets con 52 km de pistas. La modernizada estación de Bansko se ha convertido en uno de los centros de deportes de invierno más significativos de la Europa del Este. A la zona de esquí de Borovet en los montes Rila pertenecen tres estaciones de esquí, donde la nieve está garantizada y los bonitos descensos llegan hasta el valle.

Après-ski Bulgaria

Tas un bonito día en las pistas, la tarde continua en Bulgaria con el Après-Ski. Vaya a una de las muchas "mehanas", así se llaman los acogedores restaurantes de Bulgaria. En ellas podrá disfrutar de una hospitalidad extraordinaria, de las especialidades locales y de una selección de buenos vinos tintos búlgaros. La cocina búlgara se caracteriza por ser muy condimentada, más bien rústica y variada. En el menú se encuentran sobre todo sabrosos pucheros, yogur y pan de pita con una fuente de diferentes especias. Para postre se recomienda el baniza, un bollo de hojaldre. La mayoría de las mehanas ofrecen incluso música en directo. Quien durante el Après-Ski quiera moverse, tendrá que decidirse entre infinitas posibilidades. ¿Mejor algo tranquilo como una partida de bolos o nadar o algo más aventurero como montar en motos de nieve o mejor desahogarse de fiesta en unos de los clubs o discotecas locales? La hora de cierre no se conoce en Bulgaria, con lo que la buena fiesta y los momentos inolvidables están garantizados.

Excursiones Bulgaria

Bulgaria sorprende a sus visitantes con su riqueza en paisaje, cultura e historia. Romanos, eslavos y turcos han dejado sus huellas en este país, donde mejor se reconocen estas huellas es en la capital, Sofía. Aquí se encontrarán con muchas edificaciones romanas, el museo arqueológico nacional y la galería nacional de arte, situada en los antiguos edificios del palacio del zar. El emblema de la ciudad es la imponente catedral Alexander-Newski con su cúpula dorada. Por otra parte, Sofía es una metrópolis de compras. La segunda ciudad en Bulgaria es Plowdiw a los pies de las montañas Ródope, una ciudad con muchos parques, museos y edificios de interés arquitectónico. Su centro histórico con las casas de la era de su renacimiento natural merece una visita. Impresionan también las muchas iglesias ortodoxas y mezquitas.

Un grupo de iglesias ortodoxas, capillas y monasterios muy especiales se pueden visitar en el pueblo Iwanowo. El monasterio cueva de Iwanowo sólo es accesible por el sistema de escalera en las paredes de piedra. Se divide en varias zonas y fue construido en el siglo XIII. En 6 de los monasterios cueva, se han conservado frescos. Se trata de un patrimonio cultural de la humanidad declarado por la UNESCO. No en la roca, pero también en la cordillera con el mismo nombre, se encuentra el monasterio de Rila, uno de los más significativos ortodoxos y el más grande del país. El edifico del área del monasterio que se encuentra entre dos ríos a una altitud de 1.147 m alberga unas 300 salas decoradas.

Una auténtica obra de arte se encuentra en las cercanías del pueblo de Madara. En una roca de 100 m vertical se ha estampado la imagen de un caballero. Su lanza mató a un león, que se encuentra a sus pies. El caballero de Madara, también declarado patrimonio cultural, reina sobre una de las dos laderas de la reserva arqueológica de Madara.

En Velingrad no hay tanto interés por construcciones o arte, pero si por el relax y la tranquilidad. Situado en la zona oeste de loas Montañas Ródopes, el balneario más importante de los Balcanes donde no sólo burbujea el resurgimiento más grande de Bulgaria, sino también numerosas fuentes naturales de agua mineral. Este lugar cuenta con más de 22 piscinas de agua mineral. Otro de los tesoros de este lugar, es el museo de Velingrad, donde se encuentra la mayor colección de huevos de Pascua coloreados de Bulgaria.

Otro consejo en cuanto a museos se refiere, no olvide de visitar Kazanlak donde se encuentra el Valle de las Rosas y el único museo del mundo dedicado a la flor de la rosa mosqueta.